Conocido también como Volcán Ilamatepec, el Volcán de Santa Ana está ubicado en el occidente del país. Tiene una elevación de 2,381 metros sobre el nivel del mar.

En la cima del Volcán de Santa Ana hay un cráter lleno de agua azufrada de color turquesa. Para acceder al cráter no hay un camino seguro y no es recomendable tratar de acercarse porque la pendiente es muy pronunciada. La laguna es visible desde el borde del cráter, su vista es una pequeña recompensa para aquellos que escalan hasta la cima.

Además, desde la cima del Volcán de Santa Ana se puede apreciar la imponente vista del Volcán de Izalco, y el azul de las aguas del Lago de Coatepeque.

El clima en la cima del Volcán de Santa Ana es muy fresco. Además, el viento en la cima del volcán se puede llegar a percibir fuertemente.

Generalmente, para escalar el volcán se arman grupos en la base, guiados por los expertos locales.

¿Cómo llegar al Volcán de Santa Ana?

Información Fundamental para Escalar el Volcán de Santa Ana

Antes de intentar escalarlo tenés que saber un par de puntos claves. A pesar de no ser el más exigente de los volcanes, hay que ir preparado adecuadamente. Nosotros te recomendamos:

  • El uso de ropa cómoda y zapatos deportivos.
  • Portar agua potable o alguna bebida hidratante.
  • Portar gorra o sombrero. No es necesario, pero es útil para las horas más cercanas al mediodía.
  • Estar listo para cualquier tipo de terreno. La escalada al volcán sigue senderos formados, pero no es de extrañarse si encontrás alguna roca suelta.

Con estos pequeños tipos seguro vas a disfrutar de una mejor forma tu escalada al volcán. Es una experiencia que realmente vale la pena, la vista en la cima es muy hermosa. Además, es uno de los lugares de El Salvador que tenés que conocer.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *